ENTREVISTA A FERNANDO CASTILLO, TRADUCTOR AUDIOVISUAL

¡VUELVEN LAS ENTREVISTAS!

Tenía muchas ganas de volver a las entrevistas, ya que sé que les ayudan mucho y aprenden de los profesionales del mundillo. ¡Espero que les gusten!


En esta ocasión entrevisto a Fernando Castillo, traductor autónomo y miembro cofundador de Ampersound Translate Media. Fernando ha traducido y subtitulado más de 700 proyectos (entre películas, documentales y series). Además, imparte cursos online de traducción audiovisual en la empresa Trágora Formación.


Fernando es un gran profesional y compañero, experto en traducción de documentales y tuve la suerte de asistir a un taller de documentales que impartió en el ENETI en el que aprendí muchísimo. Además es canario, como yo, pero de la isla vecina (Tenerife).


1.       ¿Cómo empezaste en la traducción audiovisual?

Mi primer contacto fue haciendo prácticas de traducción para doblaje y subtitulación en dos estudios de Barcelona. Ahí empecé a traducir películas y, poco después, decidí hacerme autónomo y empezar a hacer lo mismo desde casa.

 

2.       ¿Cómo te organizas el trabajo (cuánto traduces por día, horarios, etc.)?

Depende del volumen de trabajo que tenga cada día, pero aproximadamente 8 horas diarias. Es importante levantarse de vez en cuando, hacer un descanso de unos pocos minutos cada hora para no sobrecargar la espalda y el cuello.


3.       ¿Cómo crees que ha afectado la pandemia a nuestro sector?

Estamos trabajando con producciones que finalizaron antes de la pandemia y esta situación no durará mucho más. La realidad es que, si se posponen rodajes y se cancelan series, cada vez tendremos menos de qué vivir. No hay más que ver el bajón de oferta en el catálogo de plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime y en los estrenos de cine.

 

4.       ¿Cuáles crees que son los errores más comunes de los que están empezando y qué les recomendarías?

Se pegan demasiado al original y no piensan lo suficiente en cómo le sonaría al espectador meta. A menudo caen en calcos y les falta aprender a traducir usando la lógica, a cumplir la máxima de que si algo no puede ser, no es. También se olvidan en ocasiones de pasar el corrector, y les falta mejorar en cuanto a la riqueza léxica y el uso de sinónimos.

 

5.       ¿Con qué género disfrutas más? ¿O qué tipo de documentales son tus favoritos a la hora de traducir?

A mí como espectador me encantan las comedias, pero como traductor pueden ser una auténtica pesadilla por la mayor cantidad de diálogos, juegos de palabras y referencias culturales. En cuanto a los documentales, mis preferidos son los de temática social y los que me hacen aprender de los problemas de otras partes del mundo.

 

6.       Has creado Ampersound junto con Eugenia Arrés, Juan Yborra y Javier Rebollo, cuéntanos un poco qué hacen y cómo va.

Somos un equipo de profesionales de la traducción, subtitulación, locución y doblaje. Nuestros servicios van desde la traducción y accesibilidad de películas y series a la localización de videojuegos, la gestión de proyectos audiovisuales o la locución de vídeos corporativos. Para ello contamos con un estudio de doblaje y un amplio equipo de proveedores expertos en distintos idiomas. Si quieres saber más sobre nuestro catálogo de servicios, entra en https://www.ampersoundmedia.com/servicios/ y no dudes en contactarnos si crees que te podemos ayudar.

 

7.       ¿Con qué problemas te encuentras más a menudo cuando lidias con un cliente (tarifas, plazos, desconocimiento, etc.)?

Los mayores problemas son las bajas tarifas, los plazos reducidos y la cantidad de intermediarios en la cadena de trabajo, pero todo se trata de saber negociar y no bajar de un mínimo aceptable. A veces los materiales tardan en estar disponibles, pero no aumentan el plazo por presiones del cliente. Se trabaja con excesivas prisas, incluso se llega a repartir una serie entre varios traductores solo por cumplir la fecha de entrega. En ocasiones me he visto traduciendo episodios salteados en los que no entendía de qué estaban hablando los personajes o quién había muerto.

 

8.       ¿Hay alguna traducción que te haya dado muchos problemas?

Recuerdo la película clásica El puente de San Luis Rey como uno de mis mayores desafíos. La acción transcurre en el Perú del siglo XVIII, con lo cual debí tener mucho cuidado con las formas de tratamiento entre los personajes y documentarme sobre el léxico de la época, además de usar una variedad de español distinta a la mía. Por si fuera poco, al ser una peli tan antigua, no había guion y tuve que sacar todo el texto de oído.

 

9.       Y, finalmente, ¿podrías contarnos alguna anécdota divertida/curiosa relacionada con tu trabajo?

Hace tiempo, en un estudio me dejaron entrar a la sala de doblaje para enseñarme cómo era el proceso y coincidió que los actores estaban doblando una peli porno. Fue un poco cómico, y recuerdo que me costó contenerme la risa, ya que allí debes guardar silencio. En general, presenciar un doblaje siempre es una experiencia curiosa de la que se aprenden aspectos muy interesantes.


Muchas gracias, Fernando, por contestar estas preguntas y por todo lo que me has ayudado siempre.

Y a todos ustedes, espero que les haya gustado esta entrevista. Si tienen cualquier pregunta o comentario, pueden dejarlos aquí debajo, o escribirme a través de cualquiera de mis redes sociales.

Keep calm and translate!




Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo por medio de mis redes sociales o dejar tu comentario debajo. 
Twitter 
LinkedIn
Facebook


Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrevista a Scheherezade Surià, traductora literaria y audiovisual

Entrevista a Álex Herrero, corrector, editor y redactor

Entrevista a Javier Pérez Alarcón, traductor audiovisual