La organización del autónomo

Siempre he sido una persona muy desorganizada (un desastre, vaya). Por eso, cuando preguntaban en clase quién tenía en mente ser autónomo, yo nunca levantaba la mano. Cosas de la vida. Al final, no me quedaron más narices que aprender a organizarme, si no, mal íbamos. Aquí les contaré cómo organizo mi espacio, mi tiempo y mi trabajo

ESPACIO

Mi espacio de trabajo es el despacho de mi casa. Ahí es donde paso la mayor parte del tiempo cuando
me toca trabajar, así que intenté que fuera un espacio cómodo y agradable. Suelo tener algún ambientador que huela bien para sentirme a gusto.

  • Pantallas: Tengo una pantalla grande y curva a la que enchufo el ordenador (para no forzar mucho la vista), y configuré el portátil para que la luz se adapte a la real (de noche baja la intensidad). La pantalla hace que que tenga la cabeza recta, así no me fastidio las cervicales.

  • Silla: Compré una buena silla (de las mejores inversiones que he hecho) en la tienda Game que tiene unos cojines para las lumbares y cervicales y es ajustable. Desde que me la compré, no he vuelto a ir al fisio.
  • Teclado: Compré también un teclado muy molón en la tienda Game, de esos que usan los gamers. El chico de la tienda me dijo que aguantaba mucha caña, y encima las teclas tienen lucecitas de colores. Además, tiene una almohadilla reposamuñecas, para no forzarlas.
  • Ratón: Me aconsejaron que comprara un ratón, y la verdad es que trabajo mucho más rápido con él. 
  • Mesa: En el escritorio solo tengo lo justo y necesario para no agobiarme. Las pantallas, el teclado, el ratón, la taza de café (muuuy importante) y libreta y boli.
  • Reposapiés: También uso un reposapiés que me ayuda a colocar las piernas en el ángulo adecuado.
  • Otros: Además de lo esencial, tengo diccionarios y glosarios, y un archivador tipo acordeón en el que meto todos los documentos del trabajo (facturas, contratos, traducciones impresas, etc.) por orden alfabético para no perderlos.

TIEMPO

Para organizarme el tiempo, lo primero que tuve que saber era cuánto traduzco por hora y por día. Cada vez que me llega un proyecto, me cronometro lo que traduzco en una hora y, al final del día, apunto lo que he hecho ese día, porque puede variar según el tipo de traducción. 

Por ejemplo, un documental de animalitos lo traduzco muy rápido (hay muchas escenas en las que solo salen animales, que no hablan, y, además, no suele haber muchos personajes) y con un documental de política estadounidense (como Axios) tardo más. Cuando traduzco literaria tardo muchísimo más que con audiovisual porque, al ser escrito, el registro es más formal e intento encontrar el término exacto cada vez que traduzco. 

En cuanto averiguo mi productividad, me organizo el trabajo. Si, por ejemplo, veo que traduzco unos 20 minutos de vídeo al día, y el documental tiene 50, tardaría dos días y medio (teniendo en cuenta la revisión). Así que me apunto lo que debería tener hecho cada día y, si puedo, dejo que repose la traducción para revisarla al día siguiente.

HORARIO

Una de las ventajas de ser autónomo es poder organizarse las horas de trabajo como te vengan bien a ti, pero eso no significa que, como muchos piensan, puedas hacer lo que te dé la gana. Sigues teniendo unos horarios (aunque te los pones tú) y tienes que cumplirlos.

Mi horario de trabajo normal (es decir, si no tengo que volar para llegar a una fecha límite) es de 8:30 a 13:30 y de 16:00 a 19:00. Lógicamente, no trabajo todas esas horas seguidas, sino que hago pequeños descansos de unos minutos, simplemente para estirar el cuerpo y descansar la vista y la mente. En esos descansos me tomo un café, hablo con alguien (el perro, normalmente), como algo, o miro el WhatsApp y el Twitter.

A las 13:30 hago el descanso para hacer la comida, ya que Dani sale a las 14:00, y comemos; a las 19:00 suelo hacer ejercicio; por la noche, cena y Netflix & chill.

BULLET JOURNALS

Como la tecnología se me da taaaaan bien (modo ironía ON), soy de organizarme en formato físico. Me gusta mucho usar los llamados bullet journals (búsquenlos en Instagram, son para enamorarse). En ellos, no solo tengo mi planning, sino también las facturas que he enviado y cobrado, información de cada estudio/editorial, mi productividad e información que he buscado sobre traducción, tarifas y esas cosillas. Además, son superentretenidos de decorar (esto lo hago cuando descanso o en mi tiempo libre). Les dejo fotos de todo al final de la entrada. Además de los bullet journals, tengo un calendario grande en el despacho y una pizarra magnética en la nevera. ¡Y aun así se me olvidan cosas!

TRABAJO

En mis documentos, tengo una carpeta que se llama work, dentro de la cual hay tres carpetas: facturas, estudios y editoriales. Dentro de la carpeta de estudios, por ejemplo, hay varias con el nombre de cada estudio en las que voy metiendo cada proyecto. Así no me vuelvo loca. Cuando termino una traducción, paso los vídeos a un disco duro externo para que no se me llene el ordenador.

FACTURAS

Plantilla básica que uso para facturar.
Hasta ahora, las facturas que he estado haciendo han sido en formato Excell, muy básico, con una plantilla que me enviaron. Pero hace poco Tenesor me recomendó ZFactura 1.1, un programa gratuito muy útil para crear facturas, gestionar gastos, ingresos (ver quién te ha pagado y quién no), clientes, etc.  














Espero que esto les resulte útil. Mi intención es que vean que, si yo puedo organizarme, cualquiera puede. Me gustaría que me dijeran cómo se organizan ustedes, que me encanta saber qué hacen los demás.

Keep calm and translate!




Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo por medio de mis redes sociales o dejar tu comentario debajo. 
Twitter 
LinkedIn
Facebook
Instagram















Comentarios

  1. Hola, Laura:

    Muchas gracias por compartir tus métodos de organización. Creo que son muy interesantes. :)

    Me ha gustado mucho descubrir que te organizas con un bullet journal. Casualmente, yo también me organizo con un BuJo, aunque lo de decorar lo llevo regular. A este respecto soy bastante escueto y muy fiel a la estructura y pautas de Ryder Carroll, aunque poco a poco me voy tomando mis licencias en función de lo que necesito.

    Un saludo y enhorabuena por tus avances. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      La verdad es que lo de decorarlos es más por hobby y motivación, je, je. Pero sí que soy más de organizarme en papel, no sé por qué.

      Muchas gracias por leerme. :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Pueden dejar aquí sus comentarios, opiniones o sugerencias.

Entradas populares de este blog

Entrevista a Javier Pérez Alarcón, traductor audiovisual

Entrevista a Scheherezade Surià, traductora literaria y audiovisual

Entrevista a Álex Herrero, corrector, editor y redactor