Tengo un encargo, ¿ahora qué?


Pruebas de traducción, NDAs, facturas, horarios,... Cada traductor tiene su propio proceso desde que envía el currículum hasta que se publica/emite su traducción. Les voy a contar un poco mi experiencia, que será algo distinta de la de mis compañeros, pero espero que les ayude a tener algo de idea a los que aún no han empezado o están empezando. Tengan en cuenta que solo llevo un año trabajando como autónoma, así que mi experiencia será muy distinta de la de los que llevan años ya.

ENVÍO DE CURRÍCULUMS

El primer paso para empezar a trabajar con un estudio o editorial es enviar currículums. Lo primero que hice yo fue buscar como una loca las direcciones de correo electrónico del responsable de RR. HH. de cada uno, y enviarlos de forma individual (un rollo, lo sé), si es posible con el nombre de esa persona a la que me dirijo. Queda feo enviar correos en masa. Para audiovisual, busqué los estudios en la página de eldoblaje.com. Este es uno de los pasos más tediosos de todo el proceso, porque puedes enviar cientos de correos, y de esos 100 te pueden contestar 10, pero algo es algo. Así que hay que tener paciencia. Uno de esos 100 correos que envié en junio de 2018 me lo contestaron en septiembre de 2019, y menos mal, porque fue mi primer trabajo en editorial.

PRUEBA DE TRADUCCIÓN

Si tienes suerte y te contestan, te pueden enviar una prueba de traducción. Por eso muchas veces no te piden tener experiencia; si pasas la prueba, demuestras que sabes traducir. Las pruebas que me han enviado no suelen pasar de los 10 minutos de vídeo, si es audiovisual, o 900 palabras (2 páginas en Word), si es de literaria. En las pruebas de audiovisual que he hecho, he tenido que traducir fragmentos de series, películas o documentales que ya se han emitido (algún fragmento de The Big Bang Theory, de una película de Audrey Hepburn o de Beavis y Butthead). Algunos te dan bastante tiempo para enviar la prueba, uno en concreto tenía un cronómetro de una hora para traducirlo todo. 

TARIFAS

Si pasas la prueba, suelen preguntarte por tus tarifas. Yo me intenté informar todo lo posible, aunque es muy difícil encontrar algo específico sobre tarifas en Internet, parece un tema algo tabú. Así que, como supongo que les ocurre a muchos, mi primer encargo fue por una tarifa algo baja (100 euros por un documental de 50 minutos). Yo voy a hablar de mi experiencia, y no digo que esta sea la tarifa correcta ni estoy aconsejando a nadie, solo diré lo que he visto hasta ahora. Las tarifas de audiovisual que suelo ver rondan los 2,5 (como poco) y 4,5 euros el minuto de vídeo (si son subtítulos, se suele cobrar el pautado aparte). Repito, esto es lo que YO he visto. Si algún compañero lee esto y quiere aportar su experiencia, es bienvenido. En cuanto a literaria, las tarifas que he visto rondan los 0,04 euros por palabra. Lo importante es que, si te piden una tarifa, intentes "tirar p'arriba" porque, como ofrezcas una muy baja, te va a costar subirla más adelante.

PRIMER ENCARGO


Después de negociar las tarifas, te envían el primer encargo (algunos antes que otros). Si son estudios que trabajan con Netflix, por ejemplo, te enviarán también el NDA (Non-Disclosure Agreement) para que lo firmes. Normalmente me preguntan para cuándo puedo tenerla, excepto si tienen prisa (surprise, surprise) y ya establecen ellos una fecha de entrega. Al principio me costaba decir porque no sabía cuánto tardaría, pero, después de un tiempo, ya he visto lo que puedo traducir en una jornada de 8 horas. Es importante saber cuánto tardas en traducir, porque unos somos más lentos que otros, y es bueno saber qué ritmo tienes. Yo, por ejemplo, sé que puedo hacer unos 20 minutos de vídeo (30, si me meto prisa) al día, todo depende de lo fácil que sea. Por ejemplo, si es un documental de animales, donde habla un narrador y poco más, tardo menos que si es un reality donde hablan veinte personas a la vez. En literaria, como estoy empezando, voy muy despacio, y traduzco unas 5 páginas de libro al día.

En cuanto a los horarios, cada uno se establece los suyos. Yo, por ejemplo, suelo trabajar de 8:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:00, con sus respectivos descansos y dependiendo de la cantidad de trabajo que tenga. También es verdad que, aunque no es lo ideal, ha habido días en los que he tenido que trabajar 12 horas o más para poder hacerlo todo antes de la fecha de entrega. Pero, hasta ahora, nunca he tenido que enviar nada tarde.

Cada estudio es diferente, algunos tienen su propio programa de traducción que te enseñan a usar, otros te piden que envíes la traducción en Word. Yo, para editorial, traduzco en Word (ya saben que la informática no es lo mío). Normalmente, además de enviar la traducción, también hay que enviar las pronunciaciones (yo suelo enviarlas aparte). También hay algunos estudios que te piden un informe de insertos (lo que aparece escrito en pantalla). En algunos casos, cuando se trata de algo que incluye terminología (o pertenece a un tema que no dominas), es buena idea hacerse glosarios. Yo me he hecho algunos glosarios de diseño de interiores, de política estadounidense o de fútbol americano, por ejemplo. Cuando termino la traducción, intento dejar que repose y la reviso al día siguiente (si hay tiempo). Una vez la reviso y megareviso, la envío junto con la factura. Algunos estudios piden que envíes todas las facturas a final de mes.

CORRECCIONES

Algunos estudios te envían sus revisiones y correcciones. No pienses que eres mal traductor porque te corrijan cosas (yo lo pensaba), es lo normal. En editorial suelen ser más exhaustivos corrigiendo. Suelen enviarte esas correcciones para que les des el visto bueno o les des tus argumentos de por qué pusiste lo que pusiste. Es importante ser humildes y no creer que nuestra traducción es intocable, el corrector no es nuestro enemigo, al revés, suele ayudarnos a que el producto final quede lo mejor posible. Y encima aprendes de tus errores. No todo son errores, sino cosas muy particulares que la editorial tiene (como el quizás/quizá) y que hay que saber.

EMISIÓN / PUBLICACIÓN

Nunca olvidaré la primera vez que vi un documental mío por la tele. ¡Y eso que no salía mi nombre! Fue en el Canal Odisea, y era un documental de San Francisco. Es una sensación indescriptible, y todavía, a día de hoy, me hace muchísima ilusión. Cuando vi mi nombre por primera vez ya... me volví loca. Supongo que ocurrirá lo mismo cuando se publique mi primera traducción literaria (estoy desesperada ya por saber cuándo será). 

CONCLUSIÓN

Si haces una buena traducción en tu primer encargo, y les gustas, seguirán enviándote más trabajo, así que revisa bien todo (sé que sobra decirlo, pero pasa el corrector ortográfico por diosito) y entrega todo a tiempo.

Este trabajo no es fácil, hay que esforzarse mucho y, sobre todo, no rendirse. Pero me apasiona, y, aunque tenga épocas más complicadas o más flojas (este mes de diciembre fue un mes duro), esto es lo que quiero hacer para toda la vida. Así que tengo que estar ahí, al pie del cañón. No es como trabajar para alguien. Tienes que organizarte tú, enviar currículums cada cierto tiempo, no dejar de moverte, informarte, formarte, etc. Pero creo que, al final, compensa. 

Espero que les haya sido útil algo de esto, y que, si tienen preguntas, dudas o comentarios, los dejen debajo o en cualquiera de mis redes sociales.

Keep calm and translate!




Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo por medio de mis redes sociales o dejar tu comentario debajo. 
Twitter 
LinkedIn
Facebook
Instagram















Comentarios

  1. Muchas gracias, Laura, superútil todo. Yo estoy ahora en ese primer paso de enviar CV, pero todo la información me viene de perlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estupendo! Me alegro mucho. Muchas gracias por leerme. :)

      Eliminar
  2. ¡Un artículo genial!

    Me alegra ver que estoy siguiendo estos métodos en mis tres meses y medio por ahora como autónomo :)

    ResponderEliminar
  3. Un artículo muy bueno, Laura, y sobre todo, real. Gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Pueden dejar aquí sus comentarios, opiniones o sugerencias.

Entradas populares de este blog

Entrevista a Javier Pérez Alarcón, traductor audiovisual

Entrevista a Scheherezade Surià, traductora literaria y audiovisual

Entrevista a Álex Herrero, corrector, editor y redactor