Entrevista a Scheherezade Surià, traductora literaria y audiovisual

En estos nuevos artículos, entrevistaré a los mejores traductores/intérpretes del mundo. Pues qué mejor para alguien nuevo en este mundillo, como yo, que aprender de los mejores. Muchísimas gracias a los que han dedicado un ratito de su tiempo para informarnos y entretenernos con sus historias y experiencias.


Hoy entrevistamos a Scheherezade Surià, una de las traductoras más conocidas en el mundillo, y que casi ni necesita presentación. Los que asistimos al Tradican de 2017 tuvimos el placer de disfrutar de su ponencia. Para aquellos pocos que aún no la conozcan, Scheherezade es traductora freelance especializada en traducción literaria y audiovisual al español y catalán. Ha traducido novelas como la Serie Devereaux de Maya Banks (Salvada por ti, En tus brazos y Rescatada por ti), Tortugues camí avall (Turtles All the Way Down), de John Green, o los ensayos feministas de Chimamanda Ngozi Adichie, Tothom hauria de ser feminista (We Should All Be Feminists). También ha traducido para subtítulos de películas como Cómo entrenar a tu dragón, El gato con botas, Kung fu panda 2, Madagascar 2 o Shrek 2.
También, por si fuera poco, es muy activa en las redes sociales y, sobre todo, en sus blogs en los que habla de cuestiones lingüísticas y de traducción (literaria y audiovisual). Para quienes no los conozcan, recomiendo que visiten: En la Luna de Babel y Las 1001 Traducciones. En el primero, tiene una sección de ponencias y entrevistas muy interesante. 


1. ¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo de la traducción? ¿Siempre supiste que querías dedicarte a esto?

Siempre supe que quería ser traductora. Desde la elección de la carrera hasta todos los años que estuve estudiando la licenciatura. Recuerdo que había compañeros de promoción que pronto supieron que eso no era para ellos, que preferían la docencia o cualquier otra cosa que no requiriera estar sentado tantas horas delante del ordenador. Pero a mí eso era lo que más me gustaba. Supongo que gran culpa la tuvo la asignatura de latín que tuve en el instituto. Traducíamos mucho y, de alguna manera, era cómo descifrar un texto. Por otro lado, el inglés me había gustado de siempre, así que lo tuve fácil a la hora de decidir mi futuro profesional.

2. ¿Utilizas herramientas TAO? ¿Cuáles recomiendas?

Utilizo varias. Principalmente Trados, con una licencia que tengo desde hace años (la compré a precio reducido en Proz; miradlo porque suele haber ofertas) y que he ido actualizando con el paso del tiempo. Para algunos clientes, utilizo las herramientas que ellos me piden, por ejemplo, Memsource o Matecat. Aunque sé que hay mucha gente a quien no le gusta Trados, a mí me va muy bien. Además, con un buen flujo de trabajo amortizas enseguida la herramienta.

3. Entre tus redes sociales, charlas, entrevistas, clases, traducciones, ¡y ahora un bebé! ¿De dónde sacas tanto tiempo para todo? ¿Cómo te organizas el tiempo?

Buena pregunta. Supongo que tiene mucho que ver con cómo soy. No me sé estar quieta y necesito tener cosas que hacer. En casa me aburro si no tengo nada que hacer (que no sean las tareas de casa, claro). Cuando tienes mucho trabajo, al final aprendes a organizarte mejor y priorizas los trabajos. Es esencial tener mucha disciplina y, en mi caso, apuntarlo todo, ya sea en un Excel o en una agenda. Cada día escribo lo que tengo que hacer o repaso la lista hecha el día anterior y voy tachando a medida que acabo los encargos.

4. Entre Las 1001 traducciones y En la luna de Babel habrás aprendido muchísimo en cuanto a blogs de traducción, ¿qué recomienda a los blogueros que se inician en este mundillo?

Mi relación con las redes sociales y el blog ha sido siempre algo muy intuitivo. Nunca he asistido a ningún curso ni me he documentado demasiado. Me abrí la cuenta de Twitter y empecé el blog en 2011 después de terminar el máster en traducción audiovisual porque quería conocer a otros profesionales en activo y compartir mis experiencias de la profesión. Hay muchos buenos traductores que no están presentes en redes y que trabajan mucho, desde luego, pero tengo que reconocer que al menos en mi caso me ha ido muy bien ser activa en las redes y abrirme el blog, porque me han llegado oportunidades profesionales muy interesantes. Aun así, como digo, ese no fue el objetivo de abrirme las cuentas, pero evidentemente me alegro mucho de haberlo hecho. En cuanto a consejos, te diría que uno debe hablar de lo que quiere, de lo que siente y de lo que sabe. Escribir por escribir no sirve de nada y menos si te lo tomas como una obligación. Es cierto que ya se ha hablado de casi todo, pero siempre podemos aportar nuestro granito de arena con nuestra opinión al respecto de un tema, por muy manido que parezca.

5. Recuerdo que en Tradican nos diste muy buenos consejos sobre cómo empezar en el mundillo tras salir de la carrera y cómo conseguir trabajo (tarjetas y cartas de presentación, curriculum vitae, ...), ¿qué crees que es lo más importante a la hora de buscar trabajo? ¿Qué dirías a aquellos que, tras mucho tiempo buscando, no encuentran nada?

Muchas gracias. Últimamente no me prodigo demasiado, pero intento que las charlas sean útiles para los asistentes. Traducir y encontrar trabajo de traducción es una carrera de fondo. Incluso cuando llevas ya muchos años tienes que seguir llamando a puertas y buscando nuevas oportunidades, porque nunca sabes a ciencia cierta qué flujo de trabajo vas a tener o si te va a fallar algún buen cliente. Creo que, más allá de gastar dinero en hacerse unas tarjetas o en montarse una web, para empezar lo más importante es lanzarse. Traza un plan de negocio con las agencias y clientes a los que quieras pedir trabajo (o colaboración), haz un seguimiento de las respuestas y de las pruebas de traducción que hagas. Si no contestan en un tiempo prudencial, vuelve a enviar un correo para recordarles que has enviado la información. No limites la búsqueda a agencias españolas, busca también más allá de nuestras fronteras. Para hacerlo, puedes echar un vistazo al directorio de empresas y agencias que hay en Proz y similares, por ejemplo. Y algo muy importante, a veces influye la suerte también. Puede que ese currículum que enviaste hace unos meses no se lo lean hasta que les hace falta y haya un huequecito.

6. Al compaginar las clases de inglés con las traducciones, ¿Cómo es tu día a día? Y, teniendo en cuenta que trabajas en la academia también, ¿cómo eliges los trabajos de traducción que te surgen?

Bueno, ahora he dejado las clases y me dedico exclusivamente a la traducción. Era algo que quería hacer desde hace mucho tiempo y al final esta ha sido la excusa perfecta. Así pues, ahora prácticamente traduzco todo lo que cae en mis manos, salvo los casos en los que el plazo es demasiado ajustado o requiere que trabaje sábado o domingo; ahora los fines de semana son para mi pequeño (aunque de forma puntual tenga que trabajar un poco). Cuando impartía clases, aceptaba principalmente proyectos largos o con plazos de entrega no tan ajustados para poderlos combinar. Evidentemente, también trabajaba muchos más fines de semana. Además, lo malo era que no tenía un bloque de horas seguidas, sino que trabajaba una hora por la mañana en una empresa, un par de horas al mediodía en escuelas privadas, los viernes por la tarde y los sábados por la mañana en la academia, de modo que tenía el horario hecho un queso de gruyer. Traducir era bastante más difícil en esas situaciones, pero, como indicaba antes, cuando tienes menos tiempo es cuando más productivo eres.

7. Has trabajado tanto en la traducción audiovisual como en la literaria, ¿cómo llegaste a trabajar en ellas? ¿Te gusta más una que otra?

Desde que salí de la carrera, e incluso antes, tenía claro que quería traducir libros, así que al terminar la licenciatura no me lo pensé dos veces y cursé un posgrado en traducción literaria. Ese mismo año empecé a trabajar ya para Planeta, el sello empresarial, y para otra editorial. Sí o sí quería traducir libros. A la traducción audiovisual llegué por azar, ya que en la carrera no profundizamos demasiado en esta disciplina. Empecé a subtitular películas y series gracias a una oferta que encontré en Proz para trabajar con Technicolor. De ahí ya pasé a Deluxe y ahora a Sferastudios y, desde hace poco, también trabajo para un estudio español haciendo traducción para doblaje. Cuando llevaba ya unos años haciendo traducción audiovisual, me decidí hacer el máster para aprender más.



8. Te has especializado en la traducción de novelas eróticas, como los libros de Maya Banks, ¿cómo terminaste traduciendo literatura erótica? ¿Te llegó de casualidad o era un género que te interesaba y buscaste trabajo en ese en particular?

No, fue completamente por casualidad. Siempre me gustaron mucho los libros tipo chick lit, pero no eróticos ni puramente románticos. Pero cuando empecé a trabajar para una editorial, lo primero que me asignaron fue una romántica histórica y de aquí fui encadenando más románticas y posteriormente las eróticas, gracias al éxito de las Cincuenta sombras de Grey. Aun así, como ya tenía confianza con esta editora en particular, hace unos años le pedí que me pasara otras cosas, más que nada porque me apetecía cambiar de género. De hecho, ahora hago mucha literatura infantil y juvenil y también ha sido sin pedirlo explícitamente, simplemente ha llegado y me alegro muchísimo porque es un género que me chifla.

9. Has subtitulado películas como Madagascar 2, Cómo entrenar a tu dragón, Shrek 2 o Kung fu panda, ¿qué ventajas e inconvenientes tiene la traducción audiovisual frente a la literaria?

Creo que la ventaja y el inconveniente es el mismo: el tiempo. Lo bueno de la audiovisual frente a la literaria es que los plazos son más cortos, lo que te permite combinar muy bien las dos especialidades, ya que los encargos de traducción editorial suelen ser más largos. Al mismo tiempo, los plazos de subtitulación, por ejemplo, pueden llegar a ser demenciales y eso es un gran punto negativo porque muchas veces necesitarías más tiempo para solucionar ciertos juegos de palabras y poder documentarte bien.

10. ¿Qué problemas más graves o más frecuentes te has encontrado a lo largo de tu carrera (falta de tiempo en una traducción, términos difíciles de traducir, ...)? ¿Y qué errores suelen cometer los que están empezando?

Son 13 años ya, así que me ha pasado de todo. Lo más frecuente es tener poco tiempo, que ofrezcan una tarifa más baja de lo que requiere el proyecto o pillarte los dedos con un presupuesto, tener poca documentación y, en definitiva, tener que espabilarte bastante en general. Lo bueno es que con el tiempo ya sabes dónde ir a buscar y a quién consultarle las cosas y esta parte de la documentación se vuelve un poco más fácil. Los errores que yo veo en mis estudiantes en prácticas son, sobre todo, no leerse bien o no entender bien lo que se pide en un proyecto determinado, no releer y revisar a fondo lo que han traducido y, en algunas ocasiones, ser literales por miedo a despegarse del texto.

11. ¿En qué estás trabajando ahora? ¿Algo que nos puedas contar?

Ahora mismo estoy traduciendo dos novelas: una para una editorial y otra para una autora estadounidense, que compagino con encargos de agencia mientras preparo un par de presupuestos para dos clientes directos y escribo algo que espero que vea la luz dentro de no mucho tiempo. ¿Ves? No puedo parar.

12. Para terminar, ¿podrías contarnos alguna anécdota divertida/curiosa que te haya ocurrido?

Hay muchas, pero así a bote pronto recuerdo la vez que me escribieron del departamento de turismo de un ayuntamiento de Madrid porque habían leído mi entrada de blog sobre los errores de cartas en restaurantes (en la que daba bastante caña a los restauradores) y querían que les enviara un presupuesto. Fue lo último que pensé que ocurriría con esa entrada tan directa.

Muchísimas gracias, Scheherezade, por dedicarnos tu tiempo y por todos tus consejos tanto aquí, como en tus charlas y blogs. A todos ustedes, espero que les haya gustado. Si es así, ya saben, compartan o dejen algún comentario diciendo qué les pareció.

Keep calm and translate!

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo por medio de mis redes sociales o dejar tu comentario debajo. 
Twitter 
LinkedIn
Facebook

Comentarios

  1. Hola

    Gracias por haber publicado esta entrevista.

    La he encontrado interesante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Pueden dejar aquí sus comentarios, opiniones, sugerencias...

Entradas populares de este blog

Lost in translation: doblajes

Interview with Thomas Christensen, literary translator

1 semana en Irlanda