Entrevista a Roberto Sánchez, traductor jurado

 ¡Más vale tarde que nunca!

En los siguientes artículos iré subiendo las entrevistas que hice a los ponentes de las Jornadas Canarias de Traducción e Interpretación (TRADICAN) para la Asociación Española Universitaria de Traductores e Intérpretes en Formación (AETI).

En esta, entrevisté a Roberto Sánchez, traductor jurado, corrector y profesor de alto rendimiento. Roberto vino al Tradican 2018 y nos dio una charla llamada "¿Y ahora qué? Caminos para empezar la senda del traductor profesional", en la que nos proporcionó información muy interesante sobre cómo empezar y qué opciones nos ofrece este maravilloso mundo de la traducción (pueden leer aquí la reseña del Tradican).




1. Cuando empezó la carrera, ¿siempre supo que quería dedicarse a esto? 


Sí, lo supe ya de niño, porque yo soy un traductor muy vocacional. Desde los 12 años, me recuerdo con vocación de traductor: pillaba canciones de Michael Jackson, me preparaba la letra y me ponía a traducirlas al español, por puro placer. Así es que, verdaderamente, siempre supe que quería dedicarme a esta profesión.

2. ¿Cómo llegó a trabajar para el Ministerio de Asuntos Exteriores?  


En realidad, un traductor jurado no es un puesto de trabajo ni supone ser empleado público de ningún Ministerio. La cuestión está en que es el Ministerio de Exteriores el que te otorga el nombramiento de traductor jurado para una lengua determinada. Luego, uno ejerce libremente la profesión, pero eso no implica trabajar para el Ministerio.

3. Usted estudió en la ULPGC, ¿cree que es más difícil para los canarios conseguir trabajo de traductor o intérprete al terminar los estudios?  


Yo no creo que sea más difícil para los canarios trabajar como traductor o intérprete. La insularidad tiene sus limitaciones, pero no para un traductor, sino para todos los habitantes de las islas. Pero en la era de la comunicación 2.0, los traductores y los intérpretes, gracias a Internet, podemos trabajar para todo el mundo.

4. ¿Cree que es importante estudiar un Máster al salir del Grado de Traducción e Interpretación?  


Estudiar un Máster es una opción más: es útil, más que importante. No tiene por que estudiarse justo al graduarse, puede estudiarse años más tarde, pero no cabe duda de que sí es un plus a la hora de completar nuestra formación.

5. ¿Cuántos idiomas cree que son necesarios para conseguir un buen trabajo como traductor o intérprete? ¿Cree que es mejor teniendo un idioma raro?  


El número de idiomas es lo de menos. Lo realmente importante es estar bien formado y reciclarse continuamente en la competencia con la que dominamos los idiomas de trabajo, muy especialmente la lengua meta, en nuestro caso, el español. La gran mayoría de traductores tiene tres lenguas de trabajo, una de ellas la materna. Sin embargo, sí es cierto que tu valía aumenta cuando trabajas con un idioma que no trabajen muchos traductores, como el chino o el finés, por citar dos ejemplos.

6. Teniendo en cuenta el intrusismo que hay hoy en día, ¿recomienda a los estudiantes que finalizan sus estudios presentarse al examen de traductor jurado?  


No me atrevería a «recomendar» a los estudiantes que se presenten al examen de traductor jurado. Simple y llanamente porque ser traductor jurado es tan solo una vía más, una opción. En mi caso, lo soy y eso me reporta mejores ingresos, pero tengo muchos compañeros traductores que incluso se especializan en jurídica y no son traductores jurados. Lo que yo sí recomiendo es especializarse en lo que más te apasione, porque cuanta mayor vinculación sientas con aquello que traduces, mayor será la excelencia y la calidad de tus trabajos.


7. ¿Cómo ve la situación laboral actual? ¿Que nos recomendaría a los que estamos empezando? 


La situación laboral actual está en pleno cambio de paradigma: están en retroceso los puestos de trabajo fijos, tal y como los entendíamos antes y, sin embargo, van en aumento los proyectos puntuales como emprendedor autónomo: como decía Risto Mejide en su libro No busques trabajo (2013), «no busques trabajo; créalo tú»; es decir, estamos en el momento de los emprendedores. La clave hoy en día está en saber diversificar nuestras fuentes de ingreso. A quienes están empezando, les haría muchas recomendaciones que no caben en esta entrevista, pero hay dos que para mí son claves: 1) encuentra tu talento, lo que te hace marcar la diferencia, conviértelo en ingresos y cree en ti; y  2) nunca dejes de formarte.

8. ¿Cuáles cree que son los errores más comunes en los principiantes?  


Entre los principiantes son comunes errores como quedarte inmóvil y creer que van a venir a tu puerta a ofrecerte el trabajo de tu vida, o emprender solo un camino para conseguir trabajo y quedarse de brazos cruzados esperando el resultado de ese movimiento, sin hacer más cosas mientras tanto. En cualquier caso, siempre digo que los errores son una fortuna, porque de ellos siempre se aprende; y es totalmente lógico cometer mil y un errores al empezar. Así que no hay que venirse abajo por ello: todos hemos pasado por ahí.

9. Finalmente, ¿podría contarnos alguna anécdota curiosa o divertida?  


¡Claro! Siempre recordaré una vez, al principio de mi carrera, mientras trabajaba en un proyecto de traducción de un informe médico en colaboración con un compañero, en la que mi compañero, por aquello de las prisas y de no contrastar bien la terminología, tradujo 'constipation' por 'resfriado', cuando su significado es 'estreñimiento'. Afortunadamente, en la fase de revisión, que corría a mi cargo, se corrigió y nunca llegó así al cliente. Pero las risas fueron descomunales y aún hoy nos reímos al recordarlo.

Muchas gracias, Roberto, por todos los consejos que nos has dado. Nos serán muy útiles a mis excompis y a mí.

Keep calm and translate!

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo por medio de mis redes sociales o dejar tu comentario debajo. 
Twitter 
LinkedIn
Facebook

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lost in translation: doblajes

Interview with Thomas Christensen, literary translator

1 semana en Irlanda